Prudencia

Chiste de Varios

El barco está en llamas. El comandante ya ha gritado: -Salvese quien pueda
El Sr.Martinez, después de haberse puesto el chaleco salvavidas está a punto de tirarse al agua, pero su mujer le retiene:
– Arturo, Arturo! Esperemos un rato más, hace media hora que hemos comido y nos puede sentar mal.

¿Te gusto?


Chistes Relacionados

Leave a Reply