Ojo por ojo

Hola Luis ¿dónde estuviste ayer? -Salí de pesca y capturé una anguila de cuatro metros. -A mí, en cambio, me pasó una cosa muy rara: se me cayó la bicicleta al agua la otra noche. Pues bien: al cabo de media hora, el faro todavía estaba encendido. -¡Imposible! No exageres… Antonio interrumpiéndole, contesta: -Bueno pongámonos de acuerdo: Tú acortas la anguila y yo apago el faro…

¿Te gusto?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *