El milagro

Chiste de Viejecitos

Dos ancianos escuchaban el sermón de un predicador y éste dijo: Pongan su mano en la parte afectada y el milagro se producirá. El viejito disimuladamente puso su mano en la entrepierna. La viejita que lo observaba dijo.
-¡ Viejo! Dijo milagro, N0 RESURRECCIÓN.

¿Te gusto?


Chistes Relacionados

Leave a Reply