La embarazada cansada

Chiste de Vehiculos

Una joven se sube al metro y al ver que ningún hombre le ofrece su lugar, se queja:
– ¡Caray, ya no existe la caballerosidad, nadie le cede su asiento a una embarazada!
Se levanta uno y le ofrece su asiento. Pero al verla con la tripa plana le pregunta:
– Disculpe, ¿cuánto tiempo lleva usted embarazada?
– Como media hora, pero quedé taaaannn cansada…

¿Te gusto?


Chistes Relacionados

Leave a Reply